El diseño

Hoy quiero hablar sobre lo que es el diseño, sobre como se interpreta.

Es el resultado final de una larga y tediosa investigación, para solucionar el problema, sea lo que sea, un logotipo, un diseño de colchón, una silla, lo que sea. Trata de ser práctico y a la vez único. Para poder realizar un diseño en condiciones y de calidad hay que llevar  a cabo muchas técnicas y métodos plasmados a través de muchos bocetos, caminos y pruebas.

¿Bonito o funcional?

Se sobre entiende que un diseño debe ser bonito y al ser bonito será funcional, pero no es así, es totalmente al revés.
Se debe de ir a por lo funcional, lo único, eso es lo que lo hace especial y al final lo convierte en bonito.

Poniendo de ejemplo típica situación de negocio que busca un logotipo; la armonía que pueden componer los elementos de un ecosistema de marca, es lo que le da esa hermosura, un negocio que solo tenga un logotipo, es débil, no tiene esa fuerza necesaria para poder defenderse con todos sus elementos. En cuanto le quitemos el logo, la empresa cae porque es irreconocible.

¿Cúanto dura?

Cuando se diseña algo, según la necesidad, este mísmo puede aspirar a ser tan solo de unas semanas a años, décadas. Según de la rama que estemos hablando los tiempos cambian, pero ya que estamos en una agencia de diseño, me voy a enfocar a hablar sobre el diseño de la identidad corporativa.

Para un ecosistema de marca es necesario estudiar muy bien que es lo importante a transmitir al público, cómo se quiere ser interpretado. Estos puntos serán clave para tener el éxito, y poder tener una imagen fuerte que dure años. Es un grave error realizar diseños según la moda actual,  la única situación posible donde puedo entender que se siga una moda es cuando se deja claro que el negocio tiene un tiempo finito, en ese caso si que se podría ir un poco por la moda, pero nunca es recomendado.

¿Cuando renovar?

A lo mejor tienes un negocio desde hace años, y cuando empezaste un amigo te hizo un diseño que te gustó mucho y desde ese día lo sigues manteniendo, pero hay una cosa que falla, es que ya es anticuado, porque los tiempos cambian y si se quiere tener una imagen decente hay que estudiar muy bien todos los puntos antes de lanzarse por una idea en concreto.

Te preguntarás si realmente vale la pena cambiar, has invertido mucho dinero en tarjetas de visita, bolígrafos, publicidad, cartelería, lonas, vinilos, luminosos, hasta tu coche tiene la publicidad de negocio y claro está mirandolo desde un punto financiero, tendrías que volver a invertir en todo eso porque has cambiado de imagen.

Yo digo que si vale la pena, con una nueva imagen se destaca mucho más, destacas por encima de tu competencia, generando muchos más clientes y profesionalidad. Los nuevos clientes te verán como una empresa nueva y de calidad, y los clientes de toda la vida sentirán que están en un ambiente renovado y fresco, algo que gusta mucho y con orgullo dirán “Yo venia aquí antes de que fuera tan…” 

 

 

 Vajtan Shanava | Director de diseño.

Siempre respondemos